Soy mamá y corrí los 42K

Laura Scott y María Alexandra Scelza combinan su pasión por el running con el rol de ser madres, esposas y profesionales felices

Comenzaron a correr después del nacimiento de sus hijos. Para Laura Scott y María Alexandra Scelza correr es sinónimo de libertad, de motivación y de felicidad, pero sobre todo es la oportunidad para reencontrarse con ellas mismas. El 26 de abril participaron en la cuarta edición del Maratón CAF y, por primera vez, corrieron sus 42K.

Laura Scott, mamá corredora“Arranqué con mi grupo (Carabobo runners), con mucha euforia y lágrimas porque nos habíamos preparado para el maratón. Estaba consciente de la ventaja que ellos me llevaban, pero ese domingo me dije: no hay tiempo, hoy voy a lograr mis 42K y así fue”, recuerda Laura Scott, mamá de Santiago.

Para María Alexandra Scelza, mamá de una niño de 6 y una de 4, la preparación y el trabajo en equipo con Runners 2.0 fue fundamental. “La experiencia fue extrema pero maravillosa. Nunca me obsesioné con el tiempo porque yo quería disfrutar de mi primer maratón viéndoles la cara a los demás corredores, a la gente que salió a animar y a mi ciudad, que ese día fue noble y alegre. Me sentí como la mujer maravilla. Fue un regalo de mí, para mí”.

Laura comenzó a correr cuando su hijo Santiago tenía 3 meses. A los 20 días de nacido lo llevó a pasear con el coche por el parque. Posteriormente, siguió por las redes sociales a María José García (@mamasrunners), mamá y corredora, quien promueve el running como una actividad en la que las madres pueden involucrar a sus hijos. Desde entonces, hace 11 meses, Laura no ha dejado de entrenar ni de correr.

“Yo corría con el coche, pero como daba lactancia exclusiva mi prioridad era Santiago. Si él tenía hambre o lloraba, yo paraba. Entonces decidí: voy a ser una mamá que corre sola, porque ese era el espacio para mí. Yo corro por pasión, porque me gusta y me ayuda a drenar”, comenta Laura.

María Alexandra dice que el running ha sido un estilo de vida familiar. Su hermano la inspiró luego de su segundo embarazo, así como los consejos de @mamasrunners por las redes sociales.  “Comencé a caminar todas las mañanas cuando mi niña entró al prescolar, hace año y medio. Luego combiné las caminatas con el trote y al mes corrí mis primeros 10K. Eso fue como un despertar para mí, me enganché y correr se convirtió en una necesidad”.

Ser mamá no es excusa para no correr. “Si había una persona con excusas, era yo”, dice Laura, “hasta dolores uno se inventa para no hacer las cosas. Hay que tener las ganas y no complicarse. Con un short, unos zapatos y las ganas sales a correr”.

“Cuando corro es la prueba de la fuerza del espíritu, la pasión del corazón y el poder de la mente. Al correr el Maratón CAF me demostré que todo es posible”, dice María Alexandra. “Cuando la mamá está plena y feliz, los niños lo sienten y el hogar lo percibe”.

Maria Alexandra Scelza, mamá corredora

Fuente: Portal de Noticias Maraton CAF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s